top of page
  • Foto del escritorSol Giannetti

La historia detrás de tu producto es lo que marca la diferencia

Amasaste tu idea. Le diste forma y color. La transformaste en un servicio o producto. Con un touch de creatividad le pusiste nombre, lo maceraste y decidiste quién sería tu comprador, el packaging, la manera de distribuirlo y todo el plan de marketing. Pero…¿te tomaste el tiempo para pensar en el relato de tu marca y el tuyo, como emprendedor o emprendedora, detrás del producto que ofrecés?

Esta capa sutil e intangible es la que crea empatía y sentido. Sentido para tu potencial cliente que, al leerte en redes, se identificará, no sólo porque valora las fortalezas de lo que ofrecés, sino porque comprará tu historia.



La invitación es, entonces, a darte el tiempo para construirla. Basada en las experiencias, habilidades y conocimientos que te diferencian del resto, animate a conectar con esa “semilla” que, tal vez hace mucho, germinó y dio origen a lo que hoy tenés entre manos y estás ofreciendo. Tu historia hará que tu mensaje sea más próximo, entrañable y confiable porque -entre líneas- estás diciendo a quien te ve o te lee: “a mi me pasó lo mismo y logré solucionarlo de esta manera”.

Pero, ¿de qué se trata esto del storytelling personal o de marca?

El storytelling es una técnica de comunicación que consiste en contar historias con el objetivo de conectar emocionalmente con tu cliente. Se trata de una técnica muy poderosa que se utiliza en marketing, publicidad, negocios, política y cualquier ámbito donde se quiera persuadir y emocionar.

Va más allá de contar una simple historia, ya que busca transmitir una experiencia y un mensaje concreto a través de la narrativa. Para ello, se utilizan elementos como personajes, situaciones, conflictos, emociones y valores, que permiten a la audiencia identificarse y conectarse con la historia contada.

La idea detrás del storytelling es que las historias son más memorables y efectivas para comunicar un mensaje que los datos o la información seca. Las historias permiten transmitir información de manera sutil, atractiva y emocional, y logran involucrar al público de manera más profunda en el mensaje.

Cuanto más personal y cercano a tu corazón, más universal. Una de las reglas de oro que habla de la autenticidad y la sinceridad para narrar. Es la razón por la que un relato en primera persona tiene tanta potencia: porque es una confesión íntima, cargada de verdades.

Aquí te comparto algunos TIPS para armar tu storytelling personal o de tu marca:

  1. Identificá tus valores: Antes de empezar a contar tu historia, es importante que identifiques los valores que te definen o los de tu marca. Pensá en lo que te importa y cómo podés transmitirlo a través de tu historia. Ejemplo: es importante para vos la alimentación saludable porque eso aporta a una longevidad positiva. Por eso producís snacks orgánicos.

  2. Conocé a tu audiencia: Para poder conectar con ellos. Investigá sus necesidades, intereses y problemas, y pensá en cómo tu historia puede ayudarte a resolverlos. Ejemplo: tus snacks se comercializan en un puesto callejero en un parque, donde la gente va a correr y hacer deporte. Es un tentempié, para recuperar energía luego del desgaste físico. Nadie quiere, luego de “gastar calorías sanamente” recupearlas consumiendo snack altos en azúcares y gluten.

  3. Contá una historia auténtica: Tu historia debe ser verdadera para que tu audiencia se conecte con ella. No te inventes algo que no sos o que nunca sucedió ya que la autenticidad es fundamental para construir una relación de confianza con tu público consumidor. Ejemplo: la idea del food truck saludable en el parque surgió de la propia necesidad de consumir alimentos sanos, en la vía pública, de camino de regreso a casa luego de hacer deporte.

  4. Definí tu mensaje principal: El mensaje central que deseás transmitir a través de tu historia. Este mensaje debe ser claro y conciso, y debe resumir lo que querés que tu público recuerde después de escuchar tu historia. Ejemplo: La mejor manera de terminar tu día sumando energía y salud.

  5. Utilizá una estructura clara: Una buena estructura te ayudará a contar tu historia de manera efectiva. Empezá con una introducción que capte la atención, continuá con el desarrollo de la historia y finalizá con una conclusión que resuma tu mensaje principal.

  6. Utilizá elementos visuales y auditivos: Complementá tu historia y hacela más interesante incluyendo fotos, videos, música u otros elementos que ayuden a ilustrar tu historia.“Ver para creer, oler para creer, tocar para creer, saborear para creer y oír para creer. Narra con los cinco sentidos y seguramente aflore una verdad diferente", dice Antonio Nuñez, storyteller y comunicador.


Un caso de relato personal


Les comparto el storytelling que desarrollé para la consultora Carol Venice de la agencia de comunicación Nice. Además de sus servicios de comunicación ella ofrece consultorías a medida, para PyMes. Pensamos entonces cuál era su valor agregado respecto de otras agencias o profesionales, y descubrimos una perlita: su historia como emprendedora del sector de comunicaición había ido siempre de la mano del propio sector pyme del país. Desde ese concepto, desarrollamos todo su relato que aquí comparto y que pueden además ver en su web: https://www.nice.com.ar/consultoria


Yo soy Pyme y crezco a la par de las Pymes

"Mi consultora nació con una mirada visionaria, en 2003 en pleno corralito. Durante esa crisis nacional en la que tantas pymes se reinventaron, decidí crear NICE para ofrecer a pequeñas y medianas empresas una vidriera de calidad. Jerarquizar sus productos y servicios frente a la enorme competencia de las grandes marcas. Fruto de la experiencia de 19 años como fundadora y directora comercial asesoro en el desarrollo del plan de marca, posicionamiento y comunicación; armado de departamentos de comunicación o comercial. No ofrezco una consultoría técnica sino que pongo en juego mi bagaje personal, mucho conocimiento del nicho y una escucha activa para luego proponer una estrategia posible de llevar a cabo".


Por hoy, hasta aquí. Recordá que el storytelling es una herramienta poderosa para conectar con tu público y transmitir tus valores y mensajes de manera efectiva. Dedicá tiempo a perfeccionar tu historia, y verás cómo el público se involucra a otro nivel.


Y si querés más consejos, ¡comunicate conmigo! feliz de inspirarte.


Sol


31 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page