• Sol Giannetti

JUNTOS HACEMOS UN BOSQUE

Actualizado: 20 oct 2021





¿Alguna vez pensaste en la relación entre comprar una gorra para las próximas vacaciones y cuidar el medio ambiente? Pareciera que adquirir un producto de indumentaria impacta solamente en uno; buscamos el color, el diseño y la comodidad. Sin embargo, hay un impacto mucho mayor en una decisión de compra. Podés contribuir, por ejemplo, a la reforestación de bosques. ¿Cómo? eligiendo Empresas B.


Hace un tiempo hablar de Empresas B sonaba raro. ¿Cuáles eran las otras, las que no eran B? Hoy existen en el mundo 4.077 empresas con esta certificación y 740 en Latinoamérica. Es otorgada por B Lab, una entidad sin fines de lucro. Según el Movimiento B es una "nueva genética de la economía que apunta a crear valor integral. Promoviendo formas de organización económica medidas desde el bienestar de las personas, las sociedades y la Tierra”. Me sumo a este movimiento con Empresas B en 500 palabras. Dándole voz a prácticas empresariales que dejan buena huella.


Te presento a Martha, marca que desde el 2014 dedica sus esfuerzos a hacer productos sustentables para el outdoor. Inspirados en la patagonia argentina crearon una propuesta para conservar, limpiar y restaurar la Tierra.



Una de las prácticas es la reforestación de bosques en la provincia de Tucumán, Argentina, para asegurar su “carbono neutralidad”. Pedro Roisman es fundador y co CEO de la empresa. “ Elegimos fabricar los productos de tal manera de dejar la menor huella negativa posible en el planeta. Osea, que cuando elegimos una tela, el hilo, el papel para moldes, por ejemplo, reducimos al máximo la generación de materiales de descarte, el uso de electricidad y combustibles. Además tomamos una decisión: plantar anualmente la cantidad de árboles equivalente a la huella de carbono que dejamos en la Tierra por producir los productos Martha. Ser carbono neutral significa medir y compensar nuestra huella de carbono mediante la restauración de bosques nativos. Los Gases de Efecto Invernadero que generamos directa e indirectamente se contabilizan y expresan en toneladas equivalentes de dióxido de carbono. Durante su crecimiento, los árboles bloquean el CO2 de la atmósfera, convirtiéndose en un sumidero de carbono a largo plazo y actuando como pulmones del planeta”.


Hacer con otros

Esta acción es posible gracias a que se asociaron con Seamos Bosques, una empresa que desde 1998 restaura bosques nativos valorando la biodiversidad e integrando a las comunidades locales en el trabajo. Bernardo González Mesquida es ingeniero forestal y coordina el Programa de Restauración de Seamos Bosques. El nos cuenta que “el proceso lleva mucho tiempo, es una tarea paciente y cuidadosa. Recién cuando los árboles adquieren cierto tamaño, se genera el microclima que permite a otras especies colonizar todos los estratos. Aparecen lianas, hongos, líquenes y se desarrolla nuevamente el entramado que une todo un ecosistema. El bosque recupera su aspecto sano. Vuelve a cumplir la función para la que fue creado”.

Volviendo al principio. Cada vez que comprás una gorra de Martha de alguna manera estás plantando un árbol. Un árbol que sabés será cuidado por lo menos por 20 años y que no corre riesgo de ser talado. Tipas, cedros, lapacho rosado, blanco o ceibos.

Conectemos con esta emoción y disfrutemos tranquilos del sol.


#carbononeutral #diseñosustentable #naturaleza #bcorp #textosquemarcan #en500palabras #solgiannetti #storytelling

43 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo